Timberman

Timberman 1.3

¿Cuánta leña serás capaz de cortar?

La nueva encarnación de Flappy Bird ha tomado el cuerpo de un leñador en Timberman y el zas zas de su hacha ha probado ser tan adictivo como el aleteo del pájaro. Ver descripción completa

PROS

  • Controles simples
  • Gráficos divertidos y retro
  • Estilo de juego adictivo

CONTRAS

  • Publicidad molesta
  • Efectos sonoros molestos

Muy bueno
8

La nueva encarnación de Flappy Bird ha tomado el cuerpo de un leñador en Timberman y el zas zas de su hacha ha probado ser tan adictivo como el aleteo del pájaro.

Cortar sin parar

Igual que muchos juegos adictivos, Timberman tiene un estilo de juego muy rápido y fácil: debes cortar un árbol mientras esquivas las ramas que van cayendo de arriba. Estás situado en la base de un árbol enorme, con lo que te verás obligado a ir a izquierda y derecha para evitar que las ramas te chafen, pero no te pases: el cronómetro avanza, así que unos reflejos rápidos te ayudarán a ir más allá. Cuanto más rápido vayas, más tiempo ganarás.

Mientras el árbol infinito va bajando, irás subiendo de nivel casi sin notarlo. Al contrario que con Flappy Bird, hay más incentivos que el de mejorar tu propia puntuación: con los puntos puedes desbloquear a nuevos personajes que incluyen un jugador de hockey llamado Flockery, un caballero de nombre Sir Tim o Jason, de la película Viernes 13.

Un juego que no caduca

Puede que necesites unas partidas rápidas para adaptarte del todo, pero Timberman no tiene truco: da un toque a la izquierda o a la derecha para moverte de un lado al otro del árbol. Si te quedas sin tiempo o te toca una rama, mueres al instante, pero es fácil –y casi imposible no– recuperarse y empezar un juego nuevo.

No hay muchas más opciones en Timberman, a parte de una tabla de clasificaciones, una lista de hazañas (personajes que desbloquear) y la opción de compartir en las redes sociales. La publicidad aparece frecuentemente pero (por suerte) solo entre partidas.

Raíces retro

Los gráficos pixelados y la música retro pegan con Timberman perfectamente, aunque el sonido del hacha se vuelve molesto con el tiempo (nada que no pueda arreglarse al bajar el volumen).

El fondo cambia a un bosque diferente cada vez que empiezas una partida, lo que añade un punto de variedad a un juego bastante estático.

Rama-villoso

Esta nueva versión del popular Flappy Bird aporta una nueva perspectiva al incontable número de clones disponible. Cortar un poco de leña con Timberman es el modo perfecto para eliminar estrés (¡o estresarse más!)

Timberman

Descargar

Timberman 1.3